Puebla

Por la baja en los precios del petróleo, los expertos estiman que el año siguiente será todavía más dramático en lo que se refiere al gasto público, lo que pondrá en un predicamento a más de una oficina de gobierno, incluyendo a los municipios.
    Cuando veas las barbas de tu vecino cortar echa las tuyas a remojar… dice el dicho, y dice bien. Así que las secretarías de estado, direcciones, municipios, gobiernos estatales, hospitales y escuelas tendrán que tomar las medidas necesarias que les permita no naufragar por falta de presupuesto, seguir siendo eficientes y eficaces.
    Además no se debe perder de vista que las medidas de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), inducen a la privatización de  servicios como la educación básica, la educación profesional, la salud, el agua, entre otros muchos rubros.
    En pocas palabras: es una realidad que llegó para quedarse y que está respaldada por los resabios de la crisis económica que hace más de una década vivimos en el mundo que ha llevado a muchas instituciones públicas a ser insolventes para enfrentar sus obligaciones con los ciudadanos.
    Cuando se trata de entregar resultados sociales hace falta más que buena voluntad, esa que hace unos 25 años los presidentes municipales mostraban y les hacía afrontar con éxito grandes retos para sacar  del rezago a sus poblaciones.  
    Aquí es donde se aplica la máxima de “piensa global y actúa localmente”.
    Hay estándares de desempeño que empiezan colocando siempre al ser humano como el centro del quehacer público, utilizando probadas herramientas administrativas de alto nivel, también estándares de desempeño,  auspiciar y alentar la participación ciudadana, establecer políticas pública eficientes, el uso de datos estadísticos, prospectiva, estrategia y tecnológicas que tienen los países más avanzados con los que están alcanzando resultados sorprendentes.
    Pero además adaptando a la realidad de cada una de las poblaciones, cuyas realidades, proporciones, rezago o avance, le otorgan características muy particulares, para alcanzar la eficacia y eficiencia que esperan los ciudadanos.
    Otro reto que tiene hoy en día la administración pública es reducir empleados, los estrictamente necesarios para cumplir con las tareas y hacer eficiente la gestión.
    Hoy en día la profesionalización del sector público es urgente, sobre todo porque al no asumir los indicadores internacionales en ciertos rubros, como el manejo transparente de los recursos, las localidades quedan marginadas de poder gestionar recursos públicos internacionales para apoyar sus causas.
    En esta modernización tenemos que superar la cultura de la corrupción, que es parte de la idiosincrasia del mexicano. Sí, esto es una realidad. Si la corrupción no se acaba es porque se convirtió en una industria que dio trabajo a muchas personas.
    Darse cuenta que profesionalizarse es poder llevar mejor una administración y cumplir con ética y transparencia en el manejo de recursos públicos, son las condiciones que no sólo apalancarán el desarrollo de México, sino que servirán para el propio crecimiento del servidor público.
Mireya Ramírez Martínez es directora de comunicación del programa 8hxtriunfar que se transmite a través de sabersinfin.com Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo 2012.  
 #8hxtriunfar  #municipios #gestión pública moderna #gobiernos confiables #corrupción